Leaseback

Se denomina leaseback a un tipo de leasing inverso por el cual el arrendador y propietario del bien pasa a ser arrendatario una vez transfiere la propiedad del mismo.

También, denominado retroleasing o leasing de retorno, el leaseback es una operación en la que un propietario, hasta ahora arrendador, transfiere la propiedad a su arrendatario, cambiando así de papeles

 

¿Cuáles son los motivos para recurrir al leaseback?

Hands of two businesspeople discussing a contract

Esta práctica, utilizada en los últimos años por instituciones y grandes corporaciones, se suele realizar en periodos de dificultades y como una forma de obtener liquidez inmediata por la venta de patrimonio, ya que mientras el dinero de la venta se obtiene inmediatamente, el pago del alquiler es fraccionado y son pagos, generalmente, más asumibles y deducibles fiscalmente.

Así, por ejemplo, cuando una administración necesita deshacerse inmediatamente de patrimonio público, o cuenta con necesidades de ingresos, puede poner a la venta bienes que no le sean totalmente necesarios. También es una forma de deshacerse de bienes que no va a necesitar en los próximos tiempos, por lo que pone a la venta patrimonio y permanece en alquiler el tiempo restante.

Otro de los grandes beneficios del leaseback, es que abre importantes espacios de liquidez, sin perder la ubicación e instalaciones de una empresa en movimiento.

En definitiva, este interesante mecanismo permite a quienes lo utilicen el optimizar financieramente los atributos inmobiliarios del activo, lo que genera liquidez parcial desde el precio de mercado que presenta la propiedad al momento de la operación.

Ahora bien, como toda transacción inmobiliaria, aquí el precio de mercado es relevante. Este tema es el punto central de la operación financiera, que incluye un monto de arriendo mensual más IVA con interés financiero en todo el período del arriendo con opción de compra.